Páginas vistas en total

"Vive deprisa, muérete joven" Rolling Stones.

viernes, 7 de junio de 2013

Un pequeño truco

Miedo.
Miedo.
Miedo.
Miedo.
...

No sé qué escribir... Ambos sabemos lo que es el miedo. El miedo a perdernos, a perderte. Y tú miedo a perderme. Odio esa maldita sensación, no puedo imaginarme lo que sería de mí sin ti. Joder, creo que ya sabes mejor que nadie, lo importante que eres para mí. Te necesito. Lo sabes muy bien. He vuelto a ser yo, gracias a que tú estás aquí conmigo, ¿cómo puedes llegar a pensar que algún día me marcharé? No puedo. No quiero ser un cuerpo que pasea por las calles sin ritmo. Así que por favor te lo pido, sé que es difícil e inevitable tener ese miedo. Ni te imaginas las noches sin dormir que he pasado por eso, ni te lo imaginas. Te quiero mío, te quiero siempre (como poco)... Y sé que tú estás igual. Nos queremos como nadie jamás podrá querer. Te necesito, me necesitas. Somos uno. Maldita sea, si ninguno de los dos nos vamos a ir ¿por qué aparece este miedo?
Creo que los dos sabemos la respuesta. Es imposible no pensarlo, no podría vivir otra vida que no fuese contigo, lo sabes. Y como tú ya dijiste, si no eres tú al que esperaré en casa cada noche, quien sea, lo matas. Y si no eres tú, yo también me mato. Eres mi vida, y si te dejo me quedo sin ella. Mi sonrisa habla por sí sola, y tú que la conoces más que nadie, la ves que sonríe por una razón, son esos ojos que la miran fijamente y esas manos que me sujetan para que no me caiga... He conocido el amor, y no quiero vivir sin ello. Y como pone un poquito más abajo, amor sólo contigo. Así que haré lo que quieras, te prometeré más de las veces que me pidas, que no me iré. Prometido.

Ahora cierra los ojos, dos segundos, veinte, o tres minutos, y vuélvelos a abrir, déjame ver ese verde tan increíble. ¿Lo ves? Sigo aquí, contigo. Y aunque no me veas, no te preocupes, siénteme. Estoy donde siempre, encima tuyo, apoyada en tu cuello, adorando tu olor, y soñando despierta lo que es amarte. Y dentro de muy poquito, cuando vuelvas a hacer esto, no pasa nada, es de noche, y la habitación esta oscura, pero yo duermo a tu lado, mientras me abrazas.

Sofi sigue a tu lado tonto, ahora y siempre, sonríela un poco anda, que odia cuando no lo haces...



SIN TI, YO NO.



No hay comentarios: