Páginas vistas en total

"Vive deprisa, muérete joven" Rolling Stones.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Y decirte, por ejemplo, que me muero si no estás.

Y es que tienes la sonrisa más maravillosa del mundo entero, si sólo lo intentaras, te darías cuenta de que eres mi vida, eres el único que hace que se me corte la respiración, que me sienta absolutamente insignificante,  y pensar 'joder, si es que es él'.
Y es que sólo eres tú, no hay nadie más en este mundo que me haga sentir la necesidad que siento cuando te veo. Que yo las reglas, si se trata de irme contigo, me las salto.
Que no soy yo sin ti, o al menos, no quiero serlo.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Y es que me vuelve loca, y su boca... 
Su boca es la definición de irresistible.


viernes, 23 de noviembre de 2012

je t'aime

Te necesito todos los días y ya no me sonrojo por admitirlo. Me gusta que me digas que me quieres tanto que a veces me saltan las lágrimas y la risa a la vez de la emoción. Me gusta saber que sólo vas a estar a mi lado, por mucho tiempo. Me gusta saber que toleras mis estupideces, me gusta saber que te hago la vida un poco más fácil, que te hago feliz.
En especial me gusta cuando cierras los ojos, miras abajo, sonríes y me miras directamente con esos ojos verdes tan grandes, que me enamoran. Me gusta tanto que lloro de agradecimiento, a ti y al maldito ser superior que haya por dejarme vivir esa sensación, esta vida a tu lado.
No la cambiaría por nada del mundo, no te cambiaría, lo juro.



miércoles, 21 de noviembre de 2012

DIFÍCIL DE EXPLICAR, IMPOSIBLE DE IGUALAR.



Esto ha empezado así, sin razón pero con algo grande, algo que tu y yo sabemos que no se va a apagar.
No me acuerdo de la primera vez que te vi, ni de la primera vez que cruce palabra contigo, pero sí me acuerdo de la primera vez que fuiste culpable de mi risa, de la primera conversación que tuvimos a solas, de la primera vez que sentí que algo estaba pasando... De la primera vez que al verte, sonreí. Me acuerdo perfectamente de cada uno de los momentos de aquel sábado, de cada sonrisa, de cada suspiro. Me acuerdo de ese domingo, ese lunes, ese martes y ese miércoles. En los que te intenté cuidar como si me fuese la vida en ello, en los que hablar contigo me mantenía sonriente. Me acuerdo de la noche de aquel jueves, de cómo apareciste por detrás. De cómo yo, al borde de un ataque de nervios, busqué tu boca, busqué cada beso posible. Me acuerdo de aquel otro sábado, en el cual sentí mucho, ni te imaginas cuánto. Todo, absolutamente todo lo que pasaba a nuestro alrededor me era indiferente. Me acuerdo de esa semana, de todas esas tardes contigo, de todas y cada una de las noches que pasamos en vela, charlando como dos locos, juntos, pero en distintas camas.
Y así todo, hasta hoy.
Porque no recuerdo no haberme acostado sin un buenas noches tuyo, ni despertado con un buenos días salido de tu boca en este último mes. Y creo que tampoco recuerdo el no haber deseado que estuvieses todas las noches en mi cama. Y sí, eso es tuyo, esto es tuyo, yo soy tuya.

Pero eh, que no quiero que pares, sigue acostándome cada noche, sigue despertándome en cada amanecer. Que no me canso. Ni de tenerte, ni de quererte.




jueves, 15 de noviembre de 2012







Que la Luna siempre estuvo ahí, ¿sabes?
Pero que ahora tiene sentido.

jb


Yo todo lo que quiero ya lo tengo, te tengo a ti. Y mientras estés conmigo soy feliz, así que no te vayas, nunca. ¿Que más puedo pedir?
Mira, yo no te garantizo que todo sea perfecto siempre, que tan sólo tengamos buenos momentos. Ni mucho menos, claro que no. Habrá momentos en los que estemos a punto de rendirnos, de tirar la toalla, momentos en los que nos aturdan tantas cosas que sólo querremos decir basta, y escapar... Pero te garantizo que tendremos muchos buenos momentos juntos y que lo malo, pues bien, que todo eso pasará, y volveremos a estar como siempre, felices, tú y yo, ya lo sabes. Así que te pido que no te rindas, que sé perfectamente que tendré días de esos inaguantables, en los que ni siquiera yo sepa por dónde cogerme, pero por favor, no me dejes. Porque yo tampoco lo haré, te lo prometo.



miércoles, 7 de noviembre de 2012

Es él.

Y otro día más me levanto con tus 'buenos días tonta'.
Otro día más encuentro algo en ti, que de una manera absurda, tiene algo que ver conmigo, con mi vida. Otro día más, me haces sentir especial. Otro día más, me muero de ganas de ti, te pido que vengas a mi cama, a abrazarme. Y tú, me vuelves a decir que pronto estarás aquí conmigo. Y yo, una vez más, te pido que eso sea eterno. Y de nuevo, otro día más, te intento describir pero no puedo, esta sonrisa tonta no me deja casi ni hablar. No sé explicar esto, no sé explicarte. Otro día más, me haces más feliz si cabe. Y yo me vuelvo a repetir a mi misma 'es que es él'.
Cada día es un día más a tu lado, de esos que durarán por siempre.

Y otra noche más me acuesto con tus 'buenas noches pequeña'
Otra noche más me abro a ti. Haces que confíe y te cuente. Otra noche más te echo de menos a mi lado, y dejo el lado derecho de mi cama vacío, reservado para ti. Otra noche más, duermo abrazada a una almohada para intentar no añorarte tanto, pero para qué nos vamos a mentir, nada se compara a ti. Yo, otra noche más, te sueño, te quiero. Otra noche más, me despido de ti con un 'descansa mi vida'. Porque eres eso, mi vida, mi amor. 
Cada noche es una noche más a tu lado, de esas que no tienen fin.


No sé si tú le encontrarás explicación a todo esto, pero yo por más que lo busco no lo encuentro. Me parece increíble, algo mágico. 20 días. Tan sólo has necesitado eso y menos para poder enamorarme, para poder hacerme soñar despierta. Porque ya te lo he dicho, 'el hombre de mis sueños', ese que siempre he querido y que nunca pensé que podría conocer. Pero parece que sí, que has llegado a mi vida para quedarte, para acostarme cada noche y despertarme cada mañana. Para hacerme volar con tus besos.

Pero aquí estamos, viviendo esto, sin pensar en lo demás. 
Solo tú y yo, ya lo sabes.


Te quiero, muchísimo.

feel me




lunes, 5 de noviembre de 2012

mi vida

One kiss, another one, one more.
Countless, passionates, eager kisses.
Which made us dream,
which float us to sky.

Love who hides behind the Moon.
Who does not realize how it shines.
Love who, without wanting it,
loved it more than its own life.

Portraits of sad smiles and blue eyes,
that were not compared,
even with  the color of the sky.


sábado, 3 de noviembre de 2012

202527

Esto es real.
Tan real que parezco estar soñando. Soñando despierta, a tu lado.