Páginas vistas en total

"Vive deprisa, muérete joven" Rolling Stones.

viernes, 30 de diciembre de 2011

Regálame tu risa, enseñame a soñar.



Quiero beber hasta perder el control, fumarme tu risa, tus besos, tus caricias, y hacer el amor hasta quedarnos sin aliento.

viernes, 23 de diciembre de 2011

-¿Te puedo decir una cosa?
+ Sí.
- Tienes la sonrisa más bonita del mundo..
+ ¿Te puedo decir otra?
- Claro.
+ Esa sonrisa solo la tengo cuando estoy contigo.


 Y qué decir, cuando sobran las palabras. XVI

dieciséis.

Y es que no sabía todo lo que te quiero hasta hoy, que no me había dado cuenta. Que solo la forma con la que he estado al pensar que esto no duraría, que te perdía, he dejado claro que eres el mejor, y el único. Porque tú me haces feliz, muy feliz, y lo demás sobra. Que no sabes esa sensación de estar feliz en todo momento, sin parar, sonriendo a todas horas y todo por única razón, tú. Porque llevo menos de 10 horas sin hablar contigo y ya siento que algo me falta. Que ahora sí que sí te puedo decir que te amo, y que esto que siento no se puede describir solo con palabras.
Y por ti, por mí, por siempre.

Y sonreir después de besarte.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Yo solo quiero que seas tú, el que me ame cada mañana, solo tú.

Porque ahora más que nunca quiero salir y gritarlo, que lo sepa todo el mundo, que se entere quien quiera pero que sobre y ante todo, tú lo sepas. Te quiero, te quiero, te quiero.


Porque todo cuesta, y nos costó, pero ahora todo es perfecto, y lo demás sobra.

J.

jueves, 1 de diciembre de 2011

~

Cada vez que me lo dices soy aún más feliz, me quieres, te quiero. Y no lo olvido, lo tengo en mente cada segundo que pasa, pues bien, quiero que tú tampoco lo hagas, que no te des por rendido, no me dejes, no te vayas.
 Porque, ¿sabes qué? No pretendo que me lleves hasta la luna, ni que me apagues el sol, yo solo quiero que me des los buenos días, las buenas noches, que me calles con tus besos, que tu risa no se apague.
Por favor, no quiero que me jures nada, porque yo a ti no te juré que te quería y aquí estamos; no quiero que lo jures, sólo quiero que lo sientas de verdad, que me hagas sentir que tú lo sientes de verdad, nada más. Quiero sentirte.
Y si yo lo siento, entonces que se acabe el mundo.


No me digas te quiero con tus palabras, dimelo con tus besos, caricias y miradas.