Páginas vistas en total

"Vive deprisa, muérete joven" Rolling Stones.

jueves, 24 de febrero de 2011

20º en pleno febrero.

Las mejores cosas de este mundo son impredecibles. Nunca sabemos dónde empiezan.. o cuándo. Quizá así es mejor, porque de lo contrario tendríamos la oportunidad de cambiarlas, y después arrepentirnos.
A veces la soledad nos ayuda a pensar, a reflexionar, y tomarnos las cosas con más calma.
Rodeados de ruido y de molestias somos incapaces de tomar decisiones correctas. Así que, creo que es una buena idea tener un espacio vital propio, y disfrutar de él.








Cada uno crea su mundo para vivir en él.

sábado, 12 de febrero de 2011


Creo que deberías saber que un atardecer reflejado en tus ojos azules es lo más bonito que jamás vi; no por el atardecer, ni por la puesta de sol; tampoco por tus ojos. Sino porque este es nuestro primer atardecer, el que he visto a través de tus ojos, a través de ti; el que, entre dulces e increíbles nuestros besos, he podido observar… Y he de decir que hoy, esta puesta de sol, es nuestra.

miércoles, 9 de febrero de 2011

domingo, 6 de febrero de 2011

viernes, 4 de febrero de 2011

hold on.


¿Es que sabe alguien qué es, cuánto vale y cuánto representa la simpatía?... Podemos carecer de talento, de belleza, de virtudes, de suerte...de todo; la cualidad de simpatía es algo que nace con uno mismo, es una condición innata, de la cual no podemos deshacernos ni siquiera proponiéndonoslo, es algo que está presente en cada uno de nuestros actos y que surge, espontáneo, cuando reímos, hablamos, actuamos, pero que, si pretendemos analizarlo, hallaremos que no sabemos de dónde proviene y dónde está.
La simpatía es un encanto, sereno y plácido, lleno de sencillez, humildad y buenas intenciones. Las personas simpáticas, actuan con un cien por cien de naturalidad, sin poner en ello ningún interés, porque sí, porque les sale del alma, se interesarán por nuestra suerte, se condolerán de nuestros malas experiencias, escucharán nuestras confidencias, compartirán con nosotros sus alegrías, y pondrán su acción, su palabra, su corazón en favor de quienes necesitan de una ayuda, y todo ello lo harán sin pregonarlo a los cuatro vientos, callada y elegantemente.
Las personas simpáticas no son jamás indiscretas, ni irónicas, ni egoístas, saben vivir como pobres y saben vivir como ricos...
La simpatía es un precioso talismán que nadie podrá arrebatarnos y de cuya posesión nunca se nos ha ocurrido agradecer a la suerte, aun cuando sea en realidad el único y verdadero motivo de la suerte con que la vida nos une y nos premia...