Páginas vistas en total

"Vive deprisa, muérete joven" Rolling Stones.

martes, 7 de mayo de 2013

Vuelves a mirar al cielo una noche más. Sonríes, te das la vuelta, y te vas. Porque para muchos la felicidad consiste en estar todas las horas posibles con esa persona especial, y en enfadarse si no están juntos. En abandonar lo que quizás es lo de siempre, quizás en exceso. Y para otros, tan solo esa felicidad se transfiere de una manera superficial, de una manera que más que amor, se llama placer. Pero donde realmente está la felicidad es en esos pequeños ratos que tienen miles de detalles. En esas tardes to esas mañanas tan sumamente esperadas después de tanto tiempo sin poder tener ninguna. De todas esas noches mirando al cielo, o a tus ojos, que es un universo bastante más bonito, en todas esas mañanas en las que después de  sonreirme, me buscas la mano, y me la agarras fuerte, bien fuerte,  me apartas el pelo de la cara con esa dulzura que nadie tiene, y me besas. Y esque esto funciona de una manera muy fácil. Me quieres, te quiero, nos amamos, nos buscamos, un rato, un segundo, una tarde, un día, o para siempre. Y repetirlo un día tras otro, de una manera diferente. Y claro que habrá días que te consuma el no poder ver a esa persona, o el estar todo el día esperando a que pueda responderte, cuando suele hacerlo al instante, por supuesto.. Pero tranquilo, que al final te abrazaré con más ganas! Y tú, también me dirás que soy tu tonta con más ganas, muchas más veces, con esa sonrisa boba que tienes, esa que para unos no es nada más que una sonrisa más, que para ti , no tiene nada, y sin embargo, yo la miro, un día tras otro, embobada. Igual que cuando me alejo un instante de ti, me quedo mirandote, a ti entero, pensando en como has llegado a estar tan tan adentro, cuando nadie, ni siquiera tú, creías que llegarías. Y sabes? La respuesta es simple, quizás demasiado. Tú querias esto, tú te has ganado esto, ahora eres tú el que puede aprovecharlo, porque eres tú el que ha conseguido hacer que mi corazón se acelere como si fuera la primera vez que me beses, o que te acercas, o que me miras disimuladamente, o que me haces sonreir. Y eso, eso , es algo que muy poca gente, por no decir que nadie suele conseguir, porque todos se suelen rendir pronto. Pero ni tú, ni yo, nos vamos a rendir. Por favor te lo pido, que esto es eterno.

No hay comentarios: