Páginas vistas en total

"Vive deprisa, muérete joven" Rolling Stones.

domingo, 31 de octubre de 2010

Autumn.


Me encanta salir a la calle, pisar hojas secas y que suene cranch, cranch; me saca una sonrisa. Amo el olor a humedad, después de toda una tarde lloviendo. Me apasiona ver a los niños jugando por las calles cubiertas de hojas caídas de los árboles. Me chifla que el viento azote mi pelo, y que lo mueva con un ritmo especial y único. En definitiva, el otoño me gusta demasiado. Mi madre dice que soy una romántica pero me da igual, esta época del año es algo imposible de describir con palabras, sólo hay que echar una ojeada para ver que es algo precioso, un paisaje bañado por unos colores increíbles, fascinates. Giro la cabeza hacia la derecha, y miro por la ventana, ha dejado de llover, y está despejando, veo que los árboles son movidos por el viento, y siento que debe de hacer algo más que fresco; ese frío que empiezas a sentir en otoño a mí, no me importa, quizás hasta me agrade; que la humedad de la lluvia haga que tu precioso pelo que te ha costado horas y horas peinar se estropee, sí me importa, pero me da igual porque sé que todos a mi alrededor también están preocupados por su pelo; que en medio de tu paseo, empiece a llover y llegues a casa empapada me resvala, me hace sentirme bien; tener que ponerme mil capas de ropa encima me chifla, porque me gusta sentirme agusto. Vuelvo a girar la cabeza para echar otro vistazo por la ventana y veo que el sol entra de lleno por ella, que al fin y al cabo, no todo es gris y apagado o frío y húmedo como las lluvias de otoño.

No hay comentarios: